DIAGNOSTICO: HOMOSEXUALIDAD Y SÍNDROME COLONIALISMO – Columna del Cr. Alberto Fertonani

De la sociedad del primer mundo de la que el ex-presi Menem trató de colarnos como si fuera un éxito de Disney, les hablé en la columna: “¡¡Has lo que yo hago y no lo que digo…!!, hace unos meses. Allí les expresaba: “Mientras el primer mundo se educa y se provee económicamente de diversas maneras, cuando miran en su patio trasero prefieren vernos  “bailar a la antigua”,  ya saben como: “En bola y a los gritos”.  “Por eso, cuando dicen que la periferia del mundo va por mal camino, lean al reves: Hagan lo que yo hago y no lo que digo que están haciendo bien. Aprendamos de su ejemplo educativo  y disfruten en Libertad sin descartar a nadie…” Cuando nos alaban porque están haciendo -la casta política y sindical corrupta- exactamente lo contrario  a lo que hacen en el primer mundo,  están “untándonos en vaselina” y refregándose las manos diciendo: “Papita para el loro…”  y  lo comprobé fácilmente cuando fui a una disertacion del sociólogo  François Dubet y le pregunté a bocajarro, ¿Dígame como solucionamos los problemas que tenemos y que usted acaba de enumerar cabalmente…? Respondiendo: “No, ustedes deben buscar sus propias soluciones…”  Como si fuéramos idiotas que no podemos ver los problemas que nos introdujeron desde el primer mundo, tales como: globalización de violencia, drogas, porno y deudas hasta la coronilla con sus multinacionales colonizadoras. Ahí mismo le mostré la carátula de Resolviendo la Mentira Social y se le borró la sonrisa del rostro. Porque si te presentas como el gurú que evalúa problemas, les tienes que dar como resolverlos  o eres un ladino y sádico.

Un ejemplo de no hagas lo que yo digo que están haciendo bien, por estos días, es el retorno a los años 30s del siglo pasado. Al lado oscuro de la historia alemana, pues se juega con la idea del advenimiento de un juvenil y potente partido fascista europeo, que engancha a la gente en redes sociales, con mensajes como “La resurrección de Europa” ó  “¿Quién nos protege?”, por la falsa creencia de que la violencia solo llega de la mano de los inmigrantes. Lo curioso es que Alemania está con un gran debate sobre la ultraderecha que lidera el partido Alternativa para Alemania [el AfD]. Los servicios secretos alemanes pasaron a considerar al AfD formalmente como sospechoso de ir en contra de los valores constitucionales del país, lo que ha aumentado la vigilancia sobre el partido que conforma la principal oposición al Gobierno de Alemania y que ocupa, a partir del 26 de septiembre la opción preferida para un 10,5% de los alemanes. Es un dato inferior al 12,6% de 2017, pero oculta un triunfo inadvertido: al entrar por segunda vez en el Parlamento, AfD comenzará a recibir fondos del presupuesto federal, como el resto de partidos políticos. ¿Qué harán con esta lluvia de millones (que podría alcanzar los 70 millones de euros anuales) para su fundación definitiva? Dar la última batalla cultural. No es extraño el ascenso del AfD, pues ya no son neonazis musculosos, sino hipsters que hablan varios idiomas, de gran educación y modales seductores. ¿Qué pasaría si su líder fuera un tipo tan hipnótico como Barack Obama? Estos partidos han crecido en el 80% de los Países del euro y han encontrado esa clase de líderes, al igual que se ha incrementado la violencia. Se parecen a guiones que suenan a ficción que hoy ha dejado de serla. Así mismo, con esa imagen moderna, feminista, con cierta, incluso, conciencia social que transmiten los líderes del partido extremista aparece  el doble discurso de la lider del AfD Alice Weidel, quien está en pareja con una productora de cine inmigrante de Sri Lanka con la que ha adoptado dos niños. Weidel está en contra del matrimonio homosexual y de la política de inmigración implementada por Angela Merkel, y quiere que en los colegios solo se estudie literatura alemana. ¿Cómo puede expresar eso y al mismo tiempo ser lesbiana, cómo no hace cortocircuito, cómo funciona su cerebro?”, ¿Acaso se desayuna con dos tasas de Albertaa?. No hay que engañarse, ya que del alma germana nunca se borraron ni el racismo ni el ideal nazi. Y si encima esta idea nacionalista la entregas en forma de mujer moderna y feminista, la gente se engancha. Están convenciendo a muchos y la ultraderecha ha adelantado a la izquierda en el uso de las etiquetas en las redes sociales, en su apropiación de lemas, del rap, de las estrellas pop y en general del mundo digital, y van ganando adeptos. Y no sería extraño que al cumplirse 100 años -30 de enero de 1933- de que el presidente Paul von Hindenburg nombró a Adolf Hitler canciller de Alemania se vuelva a tener un gobierno similar en toda Europa, manipulado por la  flor y nata Alemana con sus cuantiosos ingresos anuales, suficientes para solventar lo que se desee.

Por otra parte, ¿Que nos dice Google sobre la Antropología de la Sexualidad? -Es la sexualidad analizada desde la dimensión biológica, psicológica, espiritual y social de todo ser humano. Y ¿Cómo se construye la sexualidad hoy? -A través de la interacción entre la persona y las estructuras sociales (familia, religión, ley, economía, Gobierno).

¿Qué nos dice Google sobre Antropología Médica? -Busca la manera de satisfacer las demandas humanitarias y científicas en el campo de la medicina, mediante la búsqueda del origen social de las enfermedades, su padecimiento y contagio de la patología social común en humanos: Sordera, ceguera, ancianidad, prostitución, trastornos mentales, delincuencia, toxicomanias. Es un estudio grupal sobre la forma común de enfermar y morir.

El Hospital Universitario Reina Sofía de Murcia es el tercer complejo hospitalario gestionado por el Servicio de Salud de la comunidad de Murcia, España. Fue inaugurado hace 36 años y cuenta con 330 camas. Alba Aragón tiene 19 años y, en estos días, se ha convertido en noticia por el diagnóstico ginecológico que recibió el pasado lunes 4 de octubre en ese Hospital en el que se le diagnosticó la homosexualidad dentro del apartado enfermedad. Allí acudió la joven para una revisión rutinaria y Alba cuenta que le atendieron “con normalidad” y que incluso durante la consulta ella comentó a su médico que era lesbiana “porque pensaba que iba a ser una información relevante”. Ese mismo médico ha recibido ya varias quejas del mismo tipo, ya que en mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) suprimió la homosexualidad y bisexualidad de su lista de enfermedades mentales. La transexualidad tuvo que esperar hasta junio de 2018 para que el organismo retirara del registro de trastornos mentales, que pasó a identificarse como “incongruencia de género”.  Lo de este médico -profesional universitario- no es un exabrupto en particular, es la forma de ver las cosas en la Europa de hoy, que tiene una inclinación desproporcionada y brutal por volver al pasado. Al colonialista no le gusta que lo ‘invadan’ desde sus colonias, es lógico.

A esta altura de la lectura, ¿acaso se preguntaban si abordaría la homosexualidad como opinologo…? Que poco me conocen…!!, de la sexualidad hablen con quien sepa del tema y sea serio en sus conceptos. “Cada uno sabrá hacer de su capa un sayo*”, nos dice Gregorio Doval, que significa: Obrar según su propia libertad en asuntos que solo a nosotros nos pertenecen. En un lenguaje de la tribuna popular, al estilo José Mujica: “En lo sexual, que cada cual haga de su cu… un pito…”

Así mismo, ¿Sufre usted del síndrome colonial?.

El latino de hoy se siente latino, se sabe argento, pero actúa como un paria. Ni se da cuenta de su realidad. Cada día come y toma lo que su colonizador -multinacional- le da en bandeja. Traga TV basura. Se intoxica con las noticias que le muestran muerte y violencia, se vuelve violento y los que gobiernan con sus expertos “no se explican” el porqué de tanta violencia. La conocen, ellos la producen, ellos la quieren. El sistema funciona a la perfección. Ha logrado –el sistema– procrear una generación neutra en su pensar y sentir. Una generación que no se siente parte de una sociedad, una generación que no sabe, peor aún, no le interesa la misma sociedad.  “Es un tipo de alga que vegeta al ritmo de las olas y es feliz”, nos da a entender Pablo Navarro.

*Sayo: Túnica holgada

Cr. Alberto R. Fertonani – Resolviendo la Globalización, Editorial Buyatti, Bs.As. 2021.

73

Dejá una respuesta

Estamos para escucharte Chatea con nosotros
Primero acepte nuestra política de privacidad para iniciar una conversación.
A %d blogueros les gusta esto: