¿GUZMÁN, ALBERTA Y KRIS MICCIONAN FUERA DEL TARRO…? – Columna del Cr. Alberto Fertonani

¿A cuánto estamos, en realidad, de que los salarios dejen de ser salarios dignos para convertirse en ingresos miserables no ajustables, derivados de empleos temporales, capturados en su totalidad por facturas astronómicas de electricidad, gas, agua, peajes, transporte público y precios de la nafta?
El plan Marshall fue creado por los EE.UU, en 1946, a partir de 3 objetivos claros: Evitar la quiebra de europa ya que hubiera traído terribles consecuencias a SU economía. Crear una estructura económica que beneficiara la formación de democracias e impedir la expansión del comunismo. Esta vez, EE.UU. exigió a los países europeos un programa completo de las actividades a desarrollar durante los años que abarcarba el plan con miras a la integración económica de Europa. La extensa población europea frente a su reducida extensión territorial, su potencia creadora y su formidable capacidad de trabajo garantizaban la devolución de los aportes de reconstrucción. En resumen, EE.UU. los puso a trabajar para ellos.


Para la política económica del gobierno de Perón, afectado por la post-guerra, la perspectiva de ventas a Europa con financiación en dólares del Plan Marshall aparecía como una solución, pues de ella dependía la continuidad de las importaciones desde EE.UU. fundamentales para el proyecto de industrialización argento. Las promesas sobre la participación Argentina en ese Plan, con mas vueltas que un caracol, fue utilizada por EE.UU. como un arma de presión para forzar la baja del precio de venta del trigo argentino. Y la Argentina manifestó su voluntad de vender a un precio más bajo si obtenía garantías de acceso a importaciones esenciales desde EE.UU. «a precios del mercado mundial», y aseguró incluso que apenas ingresaran dólares al país por las ventas bajo el Plan Marshall se eliminarían las restricciones al envio, en dólares, de las ganancias de las empresas yankis, algo que Kris volvió a blockear y así le fue a Macri, que tuvo que pagar los 5 años de utilidades atrasadas todas juntas con reservas de dólares. De esto nadie habló cuando asumió en 2015.
Truman (ex-Presidente yanki) junto con su Secretario de Estado, George Marshall, abrió un período distinto en las relaciones mutuas con el interés de negociar con Perón – aprovechando la industrialización argentina para desplazar la competencia británica y europea -, pero se oponía el «populismo egoísta» de la política económica argento, tales como: Estatismo, bilateralismo, creación del (IAPI), no incorporación al FMI y al Banco Mundial, restricciones para la expansión de las empresas y del capital financiero yanki dentro de la Argentina y la Tercera Posición en las relaciones diplomáticas. A partir de entonces, Yankilandia, buscó forzar, el abandono del «populismo». Para ello se apoyaba en las dificultades económicas y financieras de la Argentina que ocurrieron en materia de transporte marítimo y con las empresas petroleras radicadas en el país. Se profundizaba la «escasez de dólares» disminuyendo las reservas en esa moneda por las compras de insumos, por el rescate de la deuda externa y las nacionalizaciones de los trenes principalmente. Una probable mejoría en la existencia de dólares podría resultar por la compra (por parte de EE.UU) de alimentos argentinos para los necesitados países de Europa. EE.UU. quería intermediar para ganarse unos pesitos e imponer condiciones a los europeos, pero Perón se hizo el magnánimo regalando trigo a España. En septiembre de 1947, Perón iniciaba una serie desacostumbrada de conferencias con banqueros, hombres de negocios e industriales insinuando la proximidad de una nueva fase de la economía argentina con un retiro gradual del control gubernamental y una mayor libertad para la empresa privada. Lejos de ser estúpido, Perón sabía que los tiempos habian cambiado y que los yankis patearon el tablero convirtiendo a su plan de industrialización en un «parto de nalgas» y que debía revertirse pues el egoismo no lleva a nada y menos si estás solo, o te dejan solo. El Plan Marshall vino a cambiar y a repensar todo, pero para evitar ese giro estaba el clasismo Sindical, cuando no. Argentina se privó de participar de un proceso de largo plazo que modificó la configuración del mercado alimentario mundial. EE.UU. se convirtió en un gran exportador que aun hoy conserva con subsidios innecesarios a sus agricultores. Europa inició una política dirigida al creciente autoabastecimiento y se profundizó el deterioro del intercambio para los países productores de materias primas y alimentos. El lugar tradicional ocupado por la Argentina como exportadora de ellos se redujo abruptamente. Con Perón la actitud hacia la Argentina tuvo un gradual proceso de redefinición, o sea se lo pensaron dos veces antes de tirarle un hueso. A ello se agregaba la envergadura del mercado argentino, por entonces el más importante de América Latina, para las exportaciones y potenciales inversiones de EE.UU. Era un competidor y eso no les hacía gracia. Al mejor estilo Erminio Iglesias: yankilandia exclamaba: Argentina, ¿Estás conmigo ó estás sinmigo…?


Por la pandemia de CoVid_19, se habló durante 2020, de implementar un plan similar al Plan Marshall por parte de EE.UU. cubriendo necesidades de Europa, Latinoamerica, Africa, etc. Pero EE.UU., tiene sus propias prioridades: Desde hace mas de 5 años pretende ser el controlador del petroleo, del mercado de alimentos y utilizar el Bitcoin (ya instalado a nivel mundial) como moneda de cambio de todas las transacciones de comercio internacionales. Lo dijo Satan Cavallo en 2018, 《las monedas virtuales son instrumentos «exclusivos» de los gobiernos》. Ese nuevo Plan Marshall sería su catapulta a esa dominación, sin lugar a dudas.


Martín (bebé feliz) Guzmán: dijo: 《Los salarios le tienen que ganar a la inflación ya que no hay nada más desestabilizante y regresivo que una devaluación ya que «daña a la producción». O sea, se tiene que ir recuperando el salario real como condición necesaria para sostener la recuperación de la actividad económica luego de la pandemia. La economía necesita tener una mayor demanda de mercancias y el poder adquisitivo del salario es lo que contribuye a una demanda más pujante; esto es parte del esquema incluido en la ley de Presupuesto 2021》. Los salarios, querido Guzman, deben ser bajos, pues Argentina no es un país de ahorro en la clase media-baja y baja que consumen todo y debe venir ahorro de afuera (préstamos) que cuesta caro. Populismo con enormes subsidios y salarios en Politicos, en Funcionarios del gobierno central, provincial y municipal que no guarda una relación normal con el empleado común, es economía arrasada por unos pocos. Es incapacidad de ahorro del pueblo que hace que vivamos en una 《Pobreza Sustentada》 por la falsa democracia en la que se desarrolla la globalización de Jacobo financiero, como lo llama Erich Kahler.
¿ Por qué se genera la inflación y cómo erradicarla ?
Partiendo de la política fiscal definimos el esquema de una política monetaria de una manera consistente, o sea, si gastan mucho se emite demasiado dinero sin solvencia. Es como firmar cheques sin tener dinero en la cuenta y cambiar esos cheques con dinero falso para cancelar deuda. Hay que definir el esquema de política cambiaria de una manera consistente y también el cuadro tarifario de servicios. «Con todo ese esquema que está muy rigurosamente trabajado, vemos que es factible tener una inflación de alrededor del 29%», aseguró Bebé Feliz. En ese sentido, ponderó que las expectativas vayan en esa línea y por eso es tan importante el diálogo con todos los sectores de la economía, diálogo con los sindicatos, diálogo con las empresas. Pura teoría y ningún hijo, diria mi abuelita… Mentiras nada piadosas, que hace daño pues está jugando con el futuro de un estúpida/o que se levanta todos los dias a trabajar y vuelve al casillero de salida día tras día.
Tras un 2020 de pandemia y mayor gasto público a nivel mundial para subsanar las caídas en la actividad productiva, los inversores se preparan para un cambio en el armado de sus inversiones en el mediano plazo. El gigante de las inversiones BlackRock anticipa cinco años de alta inflación sostenida y recomienda los bonos atados a inflación. No sólo en la Argentina se espera una suba de precios considerable para la próxima década. Con su sistema Alladin prevé que la inflación de los Estados Unidos rondará el 3 por ciento entre 2025 y 2030, y recomendó a EE.UU mantener de tasas financieras bajas por muchos años. En la actualidad, algunos países ofrecen bonos a tasas cercanas a cero o en otros casos hasta negativas para fomentar el dinero circulante y el consumo en sus sociedades. Son paises con mucho ahorro por parte de su clase baja, media y media-alta, no como aquí con tasas del 38% en plazos fijos.
Una pauta que marca BlackRock es que el mercado espera que aumente la inflación en los países centrales (1er. Mundo) debido al bajo control que aplicarán los gobiernos Esa alta inflación RESPONDE al impacto del cambio en la política fiscal y monetaria y a los mayores costos de producción derivados del realineamiento esperado en las cadenas de suministro globales manejadas por Jacobo como nunca antes visto, (BalckRock, Vanguard, J.P. Morgan =20.000 empresas de 1era. linea). Distinto del plan Marshall que la inflación era producto de un gran shock externo de oferta. O sea, las oportunidades de buenas inversiones se dan en empresas de tecnología o sectores considerados favorables al crecimiento, mientras que se pronostica un rendimiento inferior para las tradicionales como “energía y finanzas”. En Argentina, la clave es poner en marcha la Regionalización en el centro.
Cómo anticipó BlackRock en agosto del año 2020: «los mercados parecen no haber fijado aun sus precios en base a la expectativa inflacionaria en alza, por lo que hay una ventana de oportunidad para poder colocar inversiones en acciones que se encuentran atrasados con miras en rendimientos de largo plazo y es a donde apuntan con sus 17.000 empresas. O sea, inviertan señores…! En mis empresas, claro. Asi mismo, los 8 principales bancos son suyos y tienen 2,8 Billones de pesos en Leliq. Por lo que ellos definirán la profundidad del plan de Devaluación que se avecina, por mas que lo desmientan.
BlackRock es el nuevo plan Marshall de EE.UU., es solapado, disimulado. Invierten con sus empresas y se llevarian grandes ganancias, pero si y solo si logran hacer trabajar a la masa laboral argento. Vienen para desarrollar la regionalización del país. Un desafio titánico, que solo Jacobo puede lograr.


Si el Poder Ejecutivo pretende que las conversaciones con sindicalistas y empresarios sean algo más que fotos y discursos de circunstancias, Guzmán tiene que poner sobre la mesa de las conversaciones la realidad fiscal y monetaria, de manera que resulte creíble que en 2021 los precios van a subir a no mas un 29% . Guillermo Calvo subraya la importancia que tiene la credibilidad de la población en la acción del gobierno y dice: «Estan curados de espanto con las mentiras diarias…»


Pero, ¿por qué hay inflación en Argentina 2021? Según funcionarios del gobierno, 1.) Porque exportamos granos y carnes y por ende importamos inflación, 2.) Porque los controles de precios no son generalizados ni su cumplimiento se inspecciona debidamente, 3.) Porque el Banco Central hace mini-devaluaciones semanales y ni hablar de las tarjetas de credito y sus financiamientos a comercios y consumidores que controla BlackRock con participación en importantes bancos privados. En una palabra, todo tira los precios para arriba, a pesar de los atrasos tarifarios y los congelamientos de los alquileres.


Lo que estamos viendo es a sectores empresariales a los que seguramente les va fantástico porque están frente a una oportunidad única para introducir sus tecnologías. Esto sucede en el capitalismo, no es la primera vez, y se llama «destrucción creativa» como lo llamó Joseph Schumpeter. El mundo economico creativo de hoy está en manos de unos pocos: Jacobo, China, Alemania y nadie más. El 80% de la facturación del comercio internacional es en dólares según el FMI. El dólar mueve el mundo. La clave para la Argentina es que China vuelva a ser el motor de la economía global y no que suban las materias primas, cosa que esta mas verde que una arveja. Argentina para crecer y crear empleo suficiente necesita un gobierno más pro capitalista y eso no es sencillo con populismo y clasismo sindical que volteó al propio Perón (). Lo dijo Guzman: «el problema principal que hay en la Argentina es el alto déficit fiscal…» y que nadie sabe, políticamente, como se lo va a poder bajar, él incluido. Y es, principalmente, por la cochinada de los políticos que, para mantener la Cuarentena Economica y evitar saqueos a supermercados (que a Kris no le gustan), le dan a Cordoba una Coparticipación aumentada en un 64%, recibiendo en total casi 6.000 millones durante 2020, excedente que utilizará (Juanchi y su pandilla) en la campaña politica del 2021, ¿o le cabe alguna duda…? Cuidado con implementar medidas que se aprovechan del hecho de que algunos inversores ya han invertido. No pueden retirar el dinero e irse y de repente los agarran con un impuesto fuerte que no esperaban (impuesto a la riqueza). Ese tipo de cosas puede traer otra vez las sospechas que mencioné anteriormente. No a BlackRock y compañía, sino a los giles que no pertenecen a Jacobo financiero. La inflación es una forma de impuesto dice Guillermo Calvo, pero tiene un problema: no se elige a dedo, el gobierno hace algo para que sea baja o alta. La tasa de inflación se fija sola, porque no controlamos los precios directamente. La inflación en principio no hace daño mientras la gente la espere. No es tanto la inflación en sí misma el problema (excepto cuando ya es muy alta). Distinto es la sorpresa inflacionaria o deflacionaria. Por lo tanto, en la medida que el Gobierno la pueda mantener dentro de márgenes que no sorprendan al mercado, está bien que la bajen lentamente. El problema que hay en la Argentina, y que a todo el mundo le preocupa dentro y fuera del país, es, otra vez, el déficit fiscal. Es muy alto para ser consistente con las tasas de inflación a donde ellos, los politicos, apuntan sostener con altas tasas de interés. Es el huevo o la gallina. Esa tasa de interés está alta porque el Banco Central no asegura cual será la tasa financiera por lo tanto el inversor externo quiere cubrirse y que los dólares invertidos se compensen con tasas del 37% como mínimo. Cuando superen el 41% agarrate Catalina que se viene el cambio de moneda. Lo sufrimos con Alfonsin en 1985 y con Menem en 1990-1991. Bebé Feliz Guzman, Albertaa y Kris no tienen la cintura política que tuvo Perón y no solo están orinando fuera del tarro, No saben siquiera adonde está el cacharro…!!! O, esa es la orden que tienen. Deberian dar empleo masivo, con Cooperativismo como lo hicieron en Europa. Regionalización a ultranza con alta productividad de alimentos. Eso es lo que espera el mundo entero, comida de buena calidad y masiva. Y no van a parar de comprarnos. () Ver columna: Sindicalismo, un lindo negocio liberal.
Cr. Alberto R. Fertonani – Resolviendo la Globalización, Ed. Buyatti, Bs.As. 2021

Deja un comentario

Estamos para escucharte Chatea con nosotros
A %d blogueros les gusta esto: